Por qué los países en desarrollo son los líderes poco probables de la financiación ecológica

Es totalmente inconcebible que las finanzas públicas jueguen un papel importante en la transición hacia el desarrollo sostenible. La respuesta tiene que venir del dinero privado”. Las palabras pronunciadas por Simon Zadek, codirector de investigación sobre el diseño de un sistema financiero sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), durante un evento que se llevó a cabo en Singapur a principios de 2017, expresan la urgente necesidad de que la inversión privada logre la sostenibilidad global.

germany-2064517_1920De hecho, a pesar de los datos sin precedentes registrados en 2016, todavía existe una falta de inversión en la financiación ecológica, para asegurar que el mundo tenga un futuro sostenible. La financiación ecológica consiste en inversiones que contribuyan a alcanzar una economía sostenible, baja en carbono y resistente al cambio climático. En otras palabras, es la clave para reducir nuestras emisiones de carbono y para lograr la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, un examen más atento de las tendencias globales de inversión, ilustra una situación muy paradójica. De acuerdo a Simon Zadek, la innovación en la financiación ecológica no es impulsada por los países donde se encuentran localizados los grandes capitales, sino por países en desarrollo como Mongolia, Kenia o Colombia. “Cuando se observa la cantidad de innovación que se está produciendo allí, especialmente en el área de la tecnología financiera, uno se da cuenta de que existe una gran oportunidad para que el mundo desarrollado aprenda del mundo en desarrollo” afirmó Nuru Mugambi, directora de comunicaciones y asuntos públicos de la Asociación de Banqueros de Kenia. En su país, la aplicación de las transferencias de fondos basadas en la telefonía móvil como una herramienta para que los empresarios accedan a la micro-financiación, ya forma parte de la vida cotidiana. Para Erik Solheim, director ejecutivo del PNUMA, las iniciativas innovadoras en las economías en desarrollo demuestran la forma en que el financiamiento privado puede adaptarse para afrontar los desafíos de financiar opciones sostenibles.

pudong-1798289_1920Liderando las inversiones globales de financiación ecológica, China allana el camino para promover el desarrollo sostenible de la economía. El nuevo programa de 35 puntos del gobierno chino “mejorará el funcionamiento de los mercados de capitales en cuanto a la asignación de recursos y al servicio de la verdadera economía y apoyará el desarrollo de una civilización ecológica”, informó el Banco Popular de China.

Sin embargo, sólo un compromiso global nos permitirá recaudar fondos suficientes para abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. Teniendo en cuenta que necesitamos más del doble del acervo actual de capital global para lograr la Agenda 2030, no hay nada más importante que la ampliación de las inversiones privadas, al tiempo que se utiliza a la comunidad internacional como un catalizador. “Es muy difícil que el sistema financiero funcione en y por sí mismo, independientemente de las agendas internacionales y nacionales”, según subrayó Piyush Gupta, director ejecutivo de un banco de la India. De ahí la necesidad de una movilización global de todas las partes interesadas, bancos, gobierno y empresas para trabajar eficientemente para alcanzar opciones sostenibles. Financiar el desarrollo sostenible es actualmente un desafío vital, ya que debemos acercarnos lo más posible al aumento de temperatura de 2 grados Celsius si queremos garantizar un futuro para la próxima generación.

Para obtener más información, por favor visite: http://www.eco-business.com/news/why-developing-nations-are-the-unlikely-leaders-of-green-finance/

nigeria-1577895_1920Why developing nations are the unlikely leaders of green finance

It is completely inconceivable that public finance will play a major role in transitioning to sustainable development. The answer has to be private money”. These words pronounced by Simon Zadek, co-director of United Nations Environment Program (UNEP) Inquiry into the Design of a Sustainable Financial System, during an event in Singapore in early 2017, express the urgent need for private investment to achieve global sustainability.

germany-2064517_1920Indeed, despite new records in 2016, there is still a lack of investment in green finance, to ensure the world has a sustainable future. Green finance consists in investments that contribute towards a sustainable, low carbon and climate-resilient economy. In other words, it is the key to reduce our carbon emissions, and achieve the United Nations 2030 Agenda for Sustainable Development.

However, a closer look at the world investment trends, illustrates a very paradoxical situation. According to Simon Zadek, innovation in green finance is not driven by nations where the major capitals are located, but by developing nations such as Mongolia, Kenya, or Colombia. “When you look at the amount of innovation taking place there, especially in the financial technology space, you realize there’s a lot of opportunity for the developed world to learn from the developing world” stated Nuru Mugambi, director of communications and public affairs at the Kenya Bankers Association. In her country, the implementation of mobile phone-based funds transfer as a tool for entrepreneurs to access micro-finance, is now a daily way of life. For Erik Solheim, UNEP Executive Director, innovative initiatives in developing economies demonstrate how private finance can adapt to meet the challenges of financing sustainable options.

pudong-1798289_1920Leading global green finance investments, China paves the way to promote sustainable development of the economy. The new 35-point program, of the Chinese government “will improve the function of the capital market in allocating resources and servicing the real economy, and support the development of an ecological civilization”, the People’s Bank of China reported.

Nevertheless, only a global commitment will allow us to raise enough funds to address the 2030 Sustainable Development Goals. Considering that we need more than twice the current stock of global capital to achieve the 2030 Agenda, there is nothing more important than scaling up private investments, while using the international community as a catalyzer. “It is very hard for the financial system to operate in and of itself, independent of international and national agendas” has stressed Piyush Gupta, CEO of an Indian Bank. Hence the need for a global mobilization of all stakeholders, banks, government and enterprises to work efficiently towards sustainable options. Financing sustainable development is now a vital challenge, as we need to get as close as possible to the 2 Celsius degrees’ temperature rise if we want to ensure a future for the next generation.

For further information, please, visit: http://www.eco-business.com/news/why-developing-nations-are-the-unlikely-leaders-of-green-finance/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s