Cambiando de estrategia y de motores: uso de vehículos eléctricos para salvar al planeta y sus habitantes

Por el gerente de programas y relaciones externas de GFDD ante la ONU, Marc Jourdan

electric-car-1458836_1920En caso de que no lo hubiera escuchado antes, el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, anunció hace dos semanas que su país ¡pondrá fin a la venta de automóviles a gasolina o diésel a más tardar en el año 2040!

Este cambio de posición se produce después de las declaraciones relacionadas con este tema emitidas por países tales como Noruega, que busca efectuar la transición plena a la venta de vehículos eléctricos antes del año 2025, los Países Bajos, que se encuentra discutiendo una ley similar, y la India, que quiere convertirse en una nación cuya totalidad de vehículos automotores sea eléctrica a más tardar en 2030.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que todos estos países están cambiando repentinamente hacia los automóviles eléctricos? Además de los argumentos medioambientales defendidos por los países arriba mencionados y signatarios del reciente Acuerdo de París sobre el cambio climático, también existen importantes razones relacionadas conla salud pública, incluyendo el hecho de que la población mundial está aumentando rápidamente (la ONU estima que la población mundial alcanzará los 9,8 mil millones en 2050, y 11,2 mil millones en 2100, de los 7,6 mil millones en la actualidad). En 2016, las Naciones Unidas estimaba que el 54,5 por ciento de la población mundial vivía en asentamientos urbanos y prevé que las áreas urbanas alojarán al 60 por ciento de la población mundial en el año 2030 (esto significa que una de cada tres personas vivirá en las ciudades). Esto tendrá un impacto importante en la contaminación del aire, un problema con el que los países en proceso de industrialización rápida, como India y China, enfrentan a diario. China, en particular y como veremos a continuación, es quien marca el rumbo en términos de la evolución del mercado de vehículos eléctricos.

Pero, ¿qué tan grande es el impacto ambiental del sector del transporte? El Banco Mundial informa que la industria del transporte produce alrededor del 23 por ciento de las emisiones globales de CO2 a partir de la quema de combustible. También es el sector con el crecimiento más acelerado en el consumo de combustibles fósiles y la fuente de emisiones de CO2 de más rápido crecimiento. Con la acelerada urbanización en los países en desarrollo, el consumo de energía y las emisiones de CO2 por parte del área del transporte urbano aumentan rápidamente.

En China el tema es muy preocupante ya que un estudio del Banco Mundial sobre 17 ciudades de ese país muestra que China observó que el consumo de energía en el transporte urbano y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) han crecido entre 4 y 6 por ciento al año en las principales ciudades como Pekín, Shanghai, Guangzhou y Xi’an. En la capital de China, Pekín, el tema de la contaminación del aire en realidad está ahogando lentamente a sus ciudadanos y a la economía, ya que la concentración de partículas de PM 2,5 de la ciudad –las que son lo suficientemente pequeñas para penetrar profundamente en los pulmones y entrar en el torrente sanguíneo- alcanzó recientemente los 505 microgramos por metro cúbico (la Organización Mundial de la Salud recomienda un nivel seguro de 25). El recrudecimiento de la contaminación del aire también ha ocasionado la cancelación de vuelos, ha cerrado carreteras, e incluso evitado que los turistas visiten la Ciudad Prohibida de Pekín cuando cerró sus puertas, ¡impidiendo que 11.200 personas visitaran el lugar!

Entonces, ¿hasta qué punto se generalizará el uso de los vehículos eléctricos (VE) para combatir estos problemas? Existe la creciente convicción de que los VE representan el futuro de los automóviles. La revista Forbes informó recientemente que los costos de la tecnología han disminuido significativamente, dado que el costo de las baterías es aproximadamente el 20% de lo que era hace cinco años. Junto con las innovaciones tecnológicas y la importante capacidad de las nuevas baterías que entran en funcionamiento en China, esto es un buen augurio para que los precios bajen de nuevo. A nivel de la infraestructura, las estaciones de recarga también están siendo instaladas ampliamente a través de China, los Estados Unidos y en otros de los principales países alrededor del mundo. Por último, los costos de operación de los VE son más bajos que los de los vehículos que funcionan con gasolina, incluso considerando los precios actuales del petróleo. A medida que los costos de la tecnología hacen que el precio inicial de los VE sea menor, la paridad de precios con los vehículos a gasolina y los menores costos operativos, plantean un argumento económico convincente a favor de los vehículos eléctricos. Y China está tomando el liderazgo en este tema.

Dado que es el país más poblado del mundo y que espera contar con más de un tercio de las 600 mayores megápolis del mundo a más tardar en el año 2025, China ya se ha adelantado a otros países. En 2016 se vendieron 507.000 VE en China, lo que representa un 53% más que en 2015. Mientras tanto, 222.200 VE fueron vendidos en Europa, un aumento del 14%, y en los Estados Unidos se vendieron 157.130 unidades, lo que significa un aumento del 36% con respecto al año anterior.

climate-change-2254711_1920En el ámbito del medio ambiente, un tema que debe superarse en esta rápida generalización de los nuevos vehículos es el hecho de que la elevada proporción de vehículos eléctricos hará que la producción de electricidad adicional que requiere se incremente de manera sustancial. Ante la falta de coordinación por parte de los países, esto podría ejercer una importante presión sobre la infraestructura de la red eléctrica. La Comisión de la Unión Europea informa que, incluso entre los países que poseen una cuota similar de energías renovables, las estrategias de gestión para adecuar la recarga de un gran número de vehículos eléctricos pueden ser muy diferentes, dependiendo de los tipos de energía renovable y la generación tradicional de energía en cada país. Dicho esto, la Comisión de la Unión Europea también ha confirmado que las emisiones de CO2 que se evitan en el sector del transporte por carretera superan el incremento en las emisiones provocadas por la generación de electricidad. De hecho, esto podría resultar en una reducción neta de 255 megatoneladas de CO2 en 2050, una cantidad equivalente a alrededor del 10% del total de las emisiones provenientes de todos los sectores para ese año en la región.

Por último, en relación al beneficio para la salud pública, las emisiones del sector del transporte por carretera se producen a nivel del suelo y generalmente en áreas donde las personas viven y trabajan, como las ciudades y pueblos, lo que significa que gran parte de la población se encuentra expuesta a ellas. Por el contrario, las centrales eléctricas, en general, se encuentran situadas fuera de las ciudades, en zonas menos pobladas. A causa de esta exposición más baja, un cambio de las emisiones del sector del transporte por carretera hacia el sector de generación de energía puede, por lo tanto, ser beneficioso para la salud.

Aunque están comenzando a contribuir a aliviar la crisis inmediata de la contaminación del aire que padecen países como China e India, los VE sólo son una de las formas en que podemos avanzar hacia una economía más eficiente en el uso de los recursos y hacia un sistema de transporte sin emisiones de carbono para combatir eficazmente el cambio climático. El reemplazo de vehículos que funcionan con gasolina por vehículos eléctricos puede contribuir a reducir las emisiones, aunque cuánto beneficiará al medio ambiente dependerá en gran medida de la fuente que se utilice para recargar los vehículos: ya sea energía renovable, energía nuclear o combustibles fósiles. El reemplazo de la flota de vehículos urbanos no resolverá todos los demás problemas relacionados con el transporte, incluyendo la congestión del tráfico y la demanda de infraestructura vial que va en aumento. De acuerdo a la propuesta de la comunidad internacional durante el reciente Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible 2017, debemos lograr una “transformación sistemática” que incluya a los biocombustibles renovables, una evolución hacia el transporte público y cambios en el uso de nuestros sistemas de transporte.


Shifting Gears and Engines: Deploying Electric Vehicles to Save the Planet and its People

By Marc Jourdan, GFDD UN Programs & Outreach Manager

electric-car-1458836_1920In case you hadn’t heard, new French President Emmanuel Macron announced two weeks ago that his country will end the sale of gas or diesel-powered cars by 2040!

This move follows related announcements by countries such as Norway, which seeks to fully transition to the sale of electric vehicles by 2025, the Netherlands, which is debating a similar law, and India, which wants to become a fully EV nation by 2030.

So why are all these countries suddenly switching to plug-in cars? In addition to the environmental arguments advocated for by the above-mentioned signatory countries of the recent Paris Agreement on climate change, there are also important public health reasons, including the fact that the world population is rapidly increasing (the UN estimates the world population to reach 9.8 billion in 2050, and 11.2 billion in 2100 from 7.6 billion today). In 2016, the UN estimated that 54.5 percent of the world’s population lived in urban settlements and by 2030 it foresees that urban areas will house 60 percent of people globally (this means that one in every three people will live in cities). This will have a significant impact on air pollution, an issue which rapidly industrializing countries such as India and China are grappling with on a daily basis. China in particular, as we will see below, is the trend setter in terms of the evolution of the electric vehicle market.

But how big is the environmental impact of the transportation industry? The World Bank reports that transportation produces around 23 percent of the global CO2 emissions from fuel combustion. It is also the industry with the fastest growing consumption of fossil fuels and the fastest growing source of CO2 emissions. With rapid urbanization in developing countries, energy consumption and CO2 emissions by urban transport are therefore increasing rapidly.

In China, the issue is very worrying, as a World Bank study of 17 sample cities in China noted that urban transport energy use and greenhouse gas (GHG) emissions have recently grown between 4 and 6 percent a year in major cities such as Beijing, Shanghai, Guangzhou, and Xi’an. In China’s capital city, Beijing, the issue of air pollution is in fact slowly choking its citizens and the economy, as the city’s concentration of PM 2.5 particles – those small enough to penetrate deep into the lungs and enter the bloodstream – recently hit 505 micrograms per cubic meter (The World Health Organisation recommends a safe level of 25). The worsening air pollution has also grounded flights, closed highways, and even kept tourists from visiting Beijing’s Forbidden City when it closed its doors, preventing 11,200 people from visiting the site!

So, to what extent will electric vehicles (EVs) be rolled out to combat these issues? There is a growing belief that EVs represent the future of automobiles. Forbes magazine recently reported that technology costs have declined significantly, with battery costs approximately 20% of what they were five years ago. Together with technological innovations and substantial new battery capacity coming on stream in China, this bodes well for further price declines. At the infrastructure level, charging stations are also being extensively deployed in China, the United States and other major countries around the world. Finally, EVs have lower operating costs than gas-powered vehicles, even at today’s oil prices. As technology costs drive the initial price of EVs lower, price parity with gas-powered vehicles and lower operating costs will make a compelling economic case for EVs. And China is taking the lead on this.

Being the most populous country in the world and expecting to host over one-third of the world’s 600 largest mega cities by 2025, China has now pulled ahead of other countries. In 2016, 507,000 EVs were sold there, a 53% increase from 2015. Meanwhile, 222,200 EVs were sold in Europe, a 14% increase; and 157,130 units were sold in the United States, a 36% increase from the prior year.

climate-change-2254711_1920At the environmental level, one issue to overcome in this rapid new vehicle deployment is the fact that the high shares of EVs will require significant additional electricity generation. In the absence of coordination by countries this may put significant stress on electricity infrastructure. The EU Commission reports that even between countries with a similar share of renewable energy, management strategies to accommodate the charging of a large number of electric vehicles can be very different, depending on the types of renewable energy and conventional power generation in each country. That being said, the EU Commission has also confirmed that the avoided CO2 emissions in the road transport sector would outweigh the higher emissions from electricity generation. Indeed, a net reduction of 255 megatons of CO2 could be delivered in 2050, an amount equivalent to around 10% of the total emissions from all sectors for that year in the region.

Finally, turning to the public health benefit, emissions from road transport occur at ground level and generally in areas where people live and work, such as cities and towns, meaning that much of the population is exposed to them. In contrast, power stations are generally outside cities, in less populated areas. Because of this lower exposure, a shift of emissions from the road transport sector to the power generation sector can therefore be beneficial for health.

Although they are starting to help alleviate the immediate air pollution crisis experienced in countries like China and India, EVs are just one way in which we can move toward a more resource-efficient economy and decarbonized transportation system to effectively combat climate change. Replacing gas-powered vehicles with electric vehicles can help reduce emissions, although how much it will benefit the environment depends significantly upon the source used to charge vehicles: whether renewable, nuclear power or fossil fuel sources. Replacing the fleet of urban vehicles will not solve all the other transport-related problems which include traffic congestion and increasing demand for road infrastructure. As advocated by the international community during the recent 2017 UN High Level Political Forum on Sustainable Development, we need to achieve “systematic transformation,” that includes renewable biofuels, a shift towards public transport and changes to how we use our transport systems.

 

Poder no significa liderazgo: lo que el retiro del acuerdo de París representa en términos del papel que los Estados Unidos juega en el mundo

Por: Maria Victoria Abreu

12 de julio de 2017

arrives at  the 12th Annual HollyRod Foundation DesignCare EventEl 1o de junio de 2017, la Casa Blanca anunció lo que muchos alrededor del mundo temían: el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había decidido retirar a su país del Acuerdo de París. La declaración del presidente fue la siguiente: “… Para cumplir con mi deber solemne de proteger a los Estados Unidos y a sus ciudadanos, Estados Unidos se retirará del Acuerdo Climático de París, pero iniciará negociaciones para volver a formar parte del Acuerdo de París o de algún acuerdo completamente nuevo cuyos términos sean justos para los Estados Unidos, sus empresas, sus trabajadores, sus ciudadanos y sus contribuyentes. Así que nos estamos retirando. Pero comenzaremos a negociar y veremos si podemos llegar un trato justo. Y si lo logramos, eso sería genial. Y si no lo logramos, también está bien”.[1]

Después del anuncio, millones de tweets, protestas y llamamientos para que se tomen medidas al respecto surgieron desde todos los rincones del planeta. El presidente del país más poderoso del mundo no sólo había rechazado un esfuerzo global para reducir las temperaturas y las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que realmente cree que trabajar aisladamente del resto del mundo le llevaría muy lejos.

La totalidad de su justificación para retirarse del Acuerdo no tiene sentido. Las verdaderas repercusiones económicas de los “empleos en el sector del carbón” que este enfoque supuestamente va a resguardar, todavía están por verse. La economía de los combustibles fósiles y del carbón no resurgirá. El mundo ahora lo sabe mejor que nadie. Incluso las poderosas corporaciones estadounidenses del petróleo y gas, como ExxonMobil, reconocen los riesgos del cambio climático y apoyan los esfuerzos internacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero[2].

Pero, ¿qué significa esto para el papel que los Estados Unidos juegan en el mundo? ¿Es posible convertir las acciones del presidente Trump en algún tipo de liderazgo poderoso?

La corresponsal sobre Energía y Medio Ambiente del New York Times, Coral Davenport, lo expresa de manera muy sencilla: “La retirada de Trump del Acuerdo de París significa “levantar su dedo medio” para el resto del mundo y darle una bofetada en la cara, además de poner en evidencia el deseo de su administración de aislar a los Estados Unidos”[3]. Davenport también cree que rechazar el multilateralismo y demostrar al mundo que Estados Unidos puede actuar de manera aislada, sin estar sujeto a ninguna presión, simplemente es perjudicial para su posición de líder global.

Depositphotos_130262130_xl-2015Según un artículo de Lisa Viscidi, directora del programa de Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas del Diálogo Interamericano, publicado por The New York Times el 23 de junio de 2017[4], “para los países latinoamericanos, que han manifestado su apoyo decidido a los esfuerzos globales para hacer frente al cambio climático, esta medida hará más difícil el cumplimiento de los objetivos climáticos y será un motivo de tensión en sus relaciones con los Estados Unidos”. Esto no sólo afecta negativamente el liderazgo de los Estados Unidos, sino también su relación con el hemisferio occidental y sus aliados. Durante sus reuniones más recientes, que se llevaron a cabo en Hamburgo, Alemania, a principios de julio de 2017, todos los países del G-20, exceptuando a los Estados Unidos, reforzaron su confianza y compromiso con el Acuerdo de París, considerándolo irreversible[5].

Cuando se habla de liderazgo global, liderar con el ejemplo es clave. Promover el aislamiento, retirarse del consenso internacional, dar la espalda a la cooperación internacional e incitar al uso de fuentes de energía que no son sostenibles, entre otras posiciones, es una fórmula que garantiza el fracaso y la disminución permanente de los índices de aprobación. El “poderío” estadounidense al adoptar esta posición no se traduce en liderazgo; produce el efecto contrario, además de resultar contraproducente en formas inesperadas.

Lo que queda por explicar a los Estados Unidos y al mundo es ¿de qué manera exactamente el presidente Trump está anteponiendo el bienestar de los ciudadanos estadounidenses cuando su propio hábitat, su único hogar, el planeta Tierra, está siendo constantemente atacado? ¿Cómo se podría “devolver su grandeza a los Estados Unidos” si sus recursos naturales y el aire que respira continúan desapareciendo debido a políticas demasiado conservadoras? ¿De qué forma esta retirada del Acuerdo de París contribuye a la seguridad nacional de los Estados Unidos cuando su propio Departamento de Defensa reconoce el cambio climático como un riesgo a la seguridad y como el detonante para una variedad de peligros relacionados[6]?

Renewable EnergyA pesar de que muchas empresas y representantes del sector privado, alcaldes locales, la sociedad civil y líderes estadounidenses y de todo el mundo están avanzando e innovando en cuanto a sus tecnologías de energía limpia, alternativas de transporte eléctrico y otras innovadoras iniciativas empresariales o políticas públicas ecológicas, la negativa de unos pocos sólo les hará daño a ellos mismos.

Cumplir con los desafíos del Acuerdo de París será una tarea monumental para cada uno de los países involucrados. Pero ni siquiera tratar o no adherirse a los esfuerzos globales tendrá consecuencias inimaginables para quienes elijan ese camino. Tener poder no siempre significa ser líder.

[1] https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/06/01/statement-president-trump-paris-climate-accord

[2] http://corporate.exxonmobil.com/en/current-issues/climate-policy/climate-perspectives/our-position

[3] “El retiro del presidente Trump del Acuerdo de París: Lo que significa a nivel doméstico y en el extranjero”. Presentación de la serie “Más allá de los titulares”, organizada por el Women’s Foreign Policy Group en la embajada de Croatia en Washington, DC., el 11 de julio de 2017.

[4] https://www.nytimes.com/2017/06/23/opinion/paris-agreement-climate-change-latin-america.html

[5] https://www.g20.org/gipfeldokumente/G20-leaders-declaration.pdf

[6] https://www.defense.gov/News/Article/Article/612710/


Power is not Leadership: What the Withdrawal from the Paris Agreement Means to America’s Role in the World.

By: Maria Victoria Abreu

July 12, 2017

arrives at  the 12th Annual HollyRod Foundation DesignCare EventOn June 1, 2017, the White House announced what many around the world were fearing: the new President of the United States, Donald Trump, had decided to withdraw his nation from the Paris Agreement. The President’s words were as follow: “…In order to fulfill my solemn duty to protect America and its citizens, the United States will withdraw from the Paris Climate Accord but begin negotiations to reenter either the Paris Accord or a really entirely new transaction on terms that are fair to the United States, its businesses, its workers, its people, its taxpayers.  So we’re getting out. But we will start to negotiate, and we will see if we can make a deal that’s fair. And if we can, that’s great.  And if we can’t, that’s fine”.[1]

After the announcement, millions of tweets, protests, and calls for action from every corner of the planet started to flourish everywhere. Not only had the President of the most powerful country of the world rejected a global effort to lower temperatures and greenhouse gas emissions, but he truly believed that working isolated from the rest of the world was going to go far.

The whole justification for the withdrawal doesn’t make sense. The real economic effect of the “coal jobs” that this approach is supposedly going to save, is yet to be seen. The fossil-fuel/coal economy is not going to reemerge again. The world now knows better. Even powerful American oil/gas corporations as ExxonMobil acknowledge the risks of climate change and support international efforts to reduce greenhouse gas emissions[2].

But what does this mean for America’s role in the world? Is it possible to translate President’s Trump actions into some sort of powerful leadership?

Depositphotos_130262130_xl-2015Coral Davenport, Energy and Environment Correspondent for The New York Times, puts it very simply: “The Trump’s withdrawal from the Paris Agreement is a ‘middle finger’ to the rest of the world; a slap in the face and the evidence of his administration wanting to isolate America”[3]. Davenport also believes that rejecting multilateralism and proving to the world that the United States can act alone, not subject to any pressure, is only detrimental to its global leadership role.

According to an article by Lisa Viscidi, director of the Energy, Climate Change, and Extractive Industries Program at the Inter-American Dialogue, published by The New York Times in June 23, 2017[4], “For Latin American countries, which overwhelmingly support global efforts to tackle climate change, the move will make it more difficult to meet climate objectives, and it will put a strain on relations with the United States”. Not only is this affecting negatively US’s leadership, but its relationship with the Western Hemisphere and allies all around. During their most recent meetings in Hamburg, Germany, early-July 2017, all the G-20 countries but the United States reinforced their belief and their commitment with the Paris Agreement, assuming it as irreversible[5].

When talking about global leadership, leading by example is key. Promoting isolation, withdrawing from international consensus, turning your back to international cooperation, and inciting the use of non-sustainable sources of energy among other approaches, is a guaranteed path to failure and continuous diminishing rates of approval. The US “power” when assuming this position does not translates into leadership, it causes the opposite effect and might also backfire in unexpected ways.

What remains to be explained to America and to the world is how exactly is President Trump taking the wellbeing of the American citizens first when their own habitat, their only home, planet Earth, is being constantly attacked? How would the United States “be great again” if its natural resources and breathing air will continue to vanish under too-conservative policies? How does this withdrawal from the Paris Agreement helps US national security when its own Department of Defense acknowledges climate change climate change as a security risk, as a trigger to several relevant threats[6]?

Renewable EnergyWhile many corporations and private sector representatives, local Mayors, civil society, and leaders from the US and around the world are moving forward and innovating in clean energy technologies, electric transportation alternatives, and other ground-breaking entrepreneurial initiatives or green public policies, denial by a few will only harm them.

Meeting the challenges of the Paris Agreement will be a monumental task for every nation involved. But not even trying nor joining the global efforts will have unimaginable consequences for those who choose that way. Power is not always leadership.

[1] https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2017/06/01/statement-president-trump-paris-climate-accord

[2] http://corporate.exxonmobil.com/en/current-issues/climate-policy/climate-perspectives/our-position

[3] “President’s Trump Withdrawal from the Paris Agreement: What it Means at home and Abroad”. “Beyond the Headlines” series presentation, hosted by the Women’s Foreign Policy Group at the Embassy of Croatia in Washington, DC. July 11, 2017.

[4] https://www.nytimes.com/2017/06/23/opinion/paris-agreement-climate-change-latin-america.html

[5] https://www.g20.org/gipfeldokumente/G20-leaders-declaration.pdf

[6] https://www.defense.gov/News/Article/Article/612710/

Observación de Ballenas en la República Dominicana

Por Aireona Bonnie Raschke, 2016 GFDD  Fellow y autora de la Observación de Ballenas en la República Dominicana.

Screen Shot 2017-06-13 at 4.45.19 PM

Mi nombre es Aireona Bonnie Raschke y yo soy la GFDD Fellow 2016, y ahora me encuentro escribiendo hoy para compartir mi experiencia del estudio de investigación que he realizado en la República Dominicana. Actualmente soy una estudiante aspirando a mi Doctorado y me encuentro estudiando Relaciones Humanas con el Medio Ambiente y la percepción en los esfuerzos de conservación. Estas cosas son importantes, porque la conservación de la biología radica en trabajar para preservar un mundo saludable para todos nosotros, pero estos esfuerzos en proteger el medio ambiente puede en ocasiones causar dificultad en la vida cotidiana de las personas. Entender las razones por que las personas entran en conflicto con la conservación del medio ambiente es el primer paso para poder tratar la problemática que enfrenta tantos desafíos.

El trabajo que he realizado para GFDD se acopla perfectamente a esto, porque he investigado sobre las percepciones de la observación de ballenas en la República Dominicana. Yo estaba interesado en trabajar con personas nativas del área que conocen a fondo la industria de la observación de las ballenas; Porque es muy usual que se venda la imagen a organizaciones no gubernamentales (ONG), como Greenpeace y la Fundación de Preservación Animal, como una herramienta que permite el desarrollo económico de las comunidades que habitan en las costas alrededor del mundo, mientras se apoyan otras especies como (Ballenas, Delfines, Marsopas) para su debida conservación atreves de la educación.

Esto suena como una victoria para las personas y el medio ambiente, pero el turismo sufre un impacto negativo a su vez, algunos ejemplos de esto son: sobre población habitacional, incremento en los niveles de delincuencia e incremento en el costo de vida. Datos de habitantes de la zona y sus percepciones ayudan a identificar donde están los problemas que afectan a los locales y a su vez provee un análisis exhaustivo de cómo manejar el problema. Si bien es cierto que la observación de ballenas tiene efectos negativos en la ballena y los delfines, el cambio de comportamiento y socialización entre ellas es más. Estos cambios, a largo plazo entre un periodo de tiempo especifico, tienen un impacto en la habilidad de estos animales reproducirse y sobrevivir. Regularizaciones en la administración de observación de la ballena son necesarias para prevenir que esta forma de turismo afecte a los animales por las personas que vienen a verlo. El apoyo de los habitantes locales a estas regularizaciones son claves para el desarrollo y el mantenimiento de la medida.

Mi estudio busca encontrar los beneficios asociados y los costos a los habitantes locales por la observación de ballenas. Este tipo de información puede apoyar al turismo y ayudar a la ciencia a entender más la relación entre la observación de ballenas y el efecto en los habitantes locales, en especial aquellos que residen en el Caribe, y también la industria de desarrollo que los maneja en la República Dominicana. Segundo, yo he investigado el punto de vista de los habitantes locales que trabajan en la observación de ballenas y de otros profesionales que se dedican a las Marsopas, estudio de cerca los factores que amenazan su habita y las acciones necesarias que se deben tomar para proteger futuras generaciones.

whale coverEn orden para lograr esto, GFDD me ha ayudado a viajar a la Republica Dominicana, en donde he trabajado en colaboración al biólogo Omar Shamir quien me ha ayudado a encontrar participantes para mis estudios en Samana, Bayahibe y Santo Domingo. Durante este tiempo, tuve la oportunidad de entrevistar a operadores de observación de las ballenas, habitantes locales y una variedad de profesionales de distintas áreas, incluyendo oficiales gubernamentales, científicos marítimos e historiadores.

Una vez concluido mis conversaciones con expertos y habitantes locales en este campo, Yo hize mis entrevistas y analicé los códigos de análisis y teoría de interacción social. Los código de análisis ayudan a los científicos a identificar importantes temas basado a entrevistas, interacción teórica social es usada por científicos turísticos como un lapso de tiempo para entender porque y como los habitantes reciben el desarrollo y su impacto en sus comunidades. Esta percepción de la industria nos ayuda a entender como las personas piensan acerca de los beneficios e impactos negativos de la industria en sus comunidades.

En mis entrevistas encontré que la observación de ballenas es una gran industria en el area de Samana, muchas personas hablan de los beneficios de esta industria, pero no logran percibir los impactos negativos de la misma. Los participantes identificaron conflictos sobre la observación de ballenas; Mas sin embargo, los habitantes locales pensaron que era más conveniente invertir en la comunidad por parte de la industria y el gobierno. Algunos operadores de la observación de ballenas, admitieron que hay conflictos sobre regulaciones que fueron adoptadas para proteger la observación de ballenas de daños por terceros. Incluso, hay casos en donde el gobierno y operadores de observación de ballenas están enfrentando dificultad para trabajar juntos en la creación de santuario de ballenas que es donde se concentran la mayor cantidad en la República Dominicana.

Yo tuve la oportunidad de asistir este junio a la conferencia sobre los océanos en Naciones Unidades, en donde los resultados de los beneficios de la observación de ballenas fueron presentados, mientras fue también resaltada la importancia de mejorar las relaciones entre esta actividad y la comunidad. Una de las mejores formas de apoyar la comunidad es educando a las personas sobre la conservación de las ballenas y su conservación. A su vez apoyando el desarrollo de la capacidad humana y la diversidad económica. Para más información sobre es estudio de la Señorita Raschke y su presentación durante la conferencia de océano de la Naciones Unidades, el panel de discusión en ecoturismo y su impacto en ambos partes el medio ambiente y los miembros y las comunidades, por favor visita nuestra información de nota de prensa oficial disponible aquí.


Whale Watching in the Dominican Republic

By Guest Blogger Aireona Bonnie Raschke, 2016 GFDD Fellow and author of Whale Watching in the Dominican Republic

Screen Shot 2017-06-13 at 4.45.19 PM

My name is Aireona Bonnie Raschke and I am a 2016 FUNGLODE/GFDD Fellow, and I’m writing today to share my experience doing research in the Dominican Republic. By way of background, I am currently a PhD student studying human relationships with the environment and perceptions of conservation efforts. These things are important, because conservation biology is working to preserve a healthy world for all of us, but efforts to protect the environment can sometimes cause hardships for local people. Understanding the reasons that people do come into conflict with conservation is the first step to helping to address the problems that lead to such struggles.

The work that I did with GFDD fits right into this, because I investigated resident perceptions of whale watching in the Dominican Republic. I was interested in knowing what local people thought about the whale watching industry, because it is often sold by environmental non-governmental organizations (NGOs), like Greenpeace and the International Fund for Animal Welfare, as a tool for bringing economic support to coastal communities around the world, while also enhancing cetacean (whales, dolphins and porpoises) conservation through education.

This sounds like a win for people and the environment, but tourism can have negative impacts on residents. Some examples of this are overcrowding, increased levels of crime, and increasing costs of living. Data on resident perceptions can help identify where these problems have become bothersome to local people, and provide insight into how to address these issues. Likewise, whale watching can have negative effects one whales and dolphins, changing their behaviors so that they rest less, play less, and socialize less. These changes, over a long enough period of time, can then impact the ability of these animals to reproduce and survive. Restrictions on whale watch operator behavior is needed to prevent this form of tourism from hurting the animals that people are coming to see. The support of local people is needed for such regulations to be developed and maintained.

whale cover

My study sought to look at what kinds of benefits and costs local people perceived as coming from whale watching. This kind of information can help tourism science understand more about the relationship that whale watching really has with residents, especially in the context of the Caribbean, and with an industry as well developed and managed as that of the Dominican Republic. Second, I investigated the perceptions that locals both working in whale watching and in other professions thought about cetaceans, the threats facing them, and the actions needed to be taken in order to protect them for future generations.

In order to do this, GFDD helped me travel to the Dominican Republic, where I got to work with biologist Omar Shamir who helped me find participants for my study in Samaná, Bayahibe, and Santo Domingo. During this time, I was able to interview whale watching operators, local people in a variety of other professions, government officials, marine scientists, and historic informants.

Once I was done talking to the experts and locals in the field, I took my interviews and analyzed them using something called coding analysis and social exchange theory. Coding analysis helps scientists identify important themes in interview data, and social exchange theory is used in tourism science as a framework to understand why and how resident perceptions develop. This says that perceptions of an industry come from how people think that the good and bad impacts of said industry on them and their communities balance out.

My interviews found that whale watching appears to be a great industry for the Samaná area, as people there talked a lot about the benefits of the industry, and didn’t seem to perceive many negative impacts. Participants did identify conflict within whale watching, however, which can be a challenge to attaining economic and environmental sustainability goals. Local people thought that there could be more investment in the community by the industry and the government. Some whale watch operators, on the other hand, admitted that there was conflict over regulations that were used to protect whales from harassment. Furthermore, there were indications that the government and whale watching operators were struggling to work together to manage the humpback whale sanctuary where most of the whale watching in the Dominican Republic is done.

As I was able to present about this June at the UN Ocean Conference, these results illustrate the beneficial nature of whale watching, while also highlighting areas in need of improvement. Specifically, the government and the whale watching industry need to work on maintaining good relations with one another, while also giving back to the community. One of the best ways to support the community, in turn, is to help educated local people about cetaceans and conservation, and to develop human capacity and a diverse economy.

For further information about Ms. Raschke’s study launch at the United Nations during the UN Ocean Conference, and the panel discussion on eco-tourism and its impact on both the environment and the local communities, please read our official press release available here.

¿Quién salvará a la Antártida?

Habiéndosele menospreciado por mucho tiempo como nada más que un desierto hostil y congelado, la Antártida ha sido finalmente reconocida como el continente que determinará el destino del mundo”, declaró a principios de esta semana el director ejecutivo de la Antártida de Nueva Zelandia, Peter Beggs, ante un grupo de 150 científicos durante la sesión inaugural de la Conferencia sobre la Antártida, que se realizó en Nueva Zelandia. Durante los últimos años, la investigación científica sobre la Antártida y su impacto a nivel global han puesto en evidencia la importancia que tiene para la humanidad el proteger el desierto helado.

En la actualidad, la Antártida se está volviendo más verde, según explican los investigadores. Lamentablemente, no se refieren al medio ambiente. De hecho, el hielo se está derritiendo y la cobertura de nieve está disminuyendo, lo cual permite que cada año los visitantes descubran más y más espacios verdes sin cobertura ni de hielo ni de nieve. Y las cifras son alarmantes. A finales de marzo de este año, el hielo había alcanzado su nivel más bajo de los últimos 40 años. Esto podría deberse a una serie de tormentas que tuvieron lugar a finales del año pasado y que trajeron consigo aire caliente y fuertes vientos, ¡derritiendo 75.000 kilómetros cuadrados de hielo por día! Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), tanto el Ártico como la Antártida se están calentando el doble de rápido que el resto del mundo. Mientras la comunidad mundial busca soluciones para combatir el calentamiento global, se debería dar prioridad a adoptar medidas audaces con respecto a los territorios polares.

glacier-277425_1920Sin embargo, en lo que respecta a la situación específica de la Antártida, tomar acción parece difícil a nivel internacional. En primer lugar, si bien la Antártida es un entorno prístino, sólo el 1,5% de su superficie tiene protección medioambiental. Por otra parte, el Sistema del Tratado Antártico (STA) firmado en 1959, el cual dividió la Antártida entre varios países, todavía no ha logrado asegurar la cooperación global en los temas que conciernen la protección medioambiental. En cambio, muchos países pusieron en marcha misiones científicas con el fin de enarbolar sus propias banderas sobre el continente helado. Para ilustrar estas maniobras internacionales, 23 países han adjudicado nombres a un total de 37.557 localidades. Esta situación ha permitido que el turismo, la pesca y los proyectos de bioprospección avancen, amenazando de esta forma al continente a causa de la actividad humana. Entre los años 2013 y 2014, cerca de 28.000 turistas visitaron el continente.

argentinian-station-277430_1920De hecho, la mayoría de las personas piensan que la Antártida es un entorno completamente prístino. Si no hay pueblos indígenas, sólo pingüinos y albatros que viven lejos de los peligros que enfrentan los animales salvajes en otros continentes, ¿por qué debemos preocuparnos por el continente? De acuerdo con Peter Beggs, “en la actualidad es obvio y alarmante que somos una especie que depende del hielo”. Se considera a la Antártida como un regulador para nuestro planeta. El derretimiento del hielo primero sería responsable por el aumento del nivel del mar y, por lo, tanto amenazaría las islas pequeñas y los territorios costeros. Pero el papel de la Antártida podría ser mucho más importante. Las masas antárticas de aire afectan la circulación de los océanos, las corrientes rápidas, y podrían estar vinculadas a fenómenos extremos como los períodos de frío extremo, las olas de calor y las sequías. Es un impacto enorme que debería convencer a la comunidad global para que cuide la Antártida.

De esta forma, la Antártida desempeña un papel crucial para lograr el desarrollo sostenible. Por lo tanto, debe ser protegida para garantizar que nuestro planeta está bien reglamentado. Teniendo en cuenta la situación especial del continente, garantizar su futuro sólo será posible si se cuenta con la cooperación internacional. Aumentar el número de las áreas ecológicamente protegidas debe ser una prioridad para lograr preservar la Antártida. Además, debido a que la protección del medio ambiente no conoce fronteras, todas las medidas que se tomen alrededor del mundo también contribuirán a salvar la Antártida.

Para obtener más información sobre el tratado internacional sobre la Antártida, visite: https://www.weforum.org/agenda/2017/03/antarctica-claimed-unprotected-environment

 

penguins-429136_1920Who will save Antarctica?

 

For so long dismissed as nothing more than a hostile and frozen desert, Antarctica is finally recognized as the continent which will determine the fate of the world” stated Peter Beggs, Chief executive of Antarctica New Zealand, before an audience of 150 leading scientists during the opening session of the Antarctica Conference, in New Zealand earlier this week. Over the last few years, scientific research about Antarctica and its global impact have brought to light evidence as to how important it is for humankind to protect this frozen desert.

Antarctica is currently getting greener, researchers explain. Sadly, they are not speaking about the environment. Indeed, ice is melting and snow coverage is shrinking, allowing visitors to discover every year more and more green spaces without any ice or snow. And figures are alarming. By late March this year, the ice had reached its lowest level of the past 40 years. This could be due to a series of storms at the end of last year that brought warm air and strong wind, melting 75.000 square kilometers of ice per day! According to the World Meteorological Organization (WMO), both the Arctic and Antarctica are warming twice as fast as the rest of the world. While the global community is looking for solutions to combat global warming, bold actions concerning polar territories should be a priority.

glacier-277425_1920However, regarding the specific status of Antarctica, acting seems difficult at the international level. First, even though Antarctica is a pristine environment, only 1.5% of its surface is environmentally protected. Moreover, the International Antarctic Treaty System (ATS) signed in 1959, dividing Antarctica between several countries, has not yet managed to achieve global cooperation on environmental protection issues. Instead, many countries initiated scientific missions to fly their national flag over the iced continent. Illustrating these international moves, 23 countries have assigned a total of 37.557 places names. This situation has enabled tourism, fishing and bioprospecting to gain ground, thereby threatening the continent through human activity. In 2013-2014, nearly 28.000 tourists landed on the continent.

argentinian-station-277430_1920Indeed, most people think of Antarctica as a completely pristine environment. If there are no indigenous people, only penguins and albatrosses living far away from the dangers faced by wildlife on other continents, why should we worry about the continent? According to Peter Beggs, “it is now alarmingly obvious that we are an ice-dependent species”. Antarctica is seen as a regulator for our planet. Ice melting first would be responsible for sea level rise, and thereby threaten small islands and coastal territories. But the role of Antarctica could be much more important. Antarctic air masses affect ocean circulation, jet stream, and could be linked to extreme phenomena such as cold spell, heat waves and droughts. A huge impact that should convince the global community to take care of Antarctica.

Thus, Antarctica plays a key role on the road to sustainable development. It should therefore be protected to ensure that our planet is well regulated. Considering the special status of the continent, ensuring its future will only be possible through international cooperation. Increasing the establishment of environmentally protected areas should be a priority in the quest to preserve Antarctica.  Moreover, because environmental protection knows no borders, every action around the world will also contribute to save Antarctica.

To learn more regarding the international treaty on Antarctica, please, visit: https://www.weforum.org/agenda/2017/03/antarctica-claimed-unprotected-environment

¿Como llegar a la seguridad alimentaria para el 2030?

Con la inseguridad alimentaria, debemos añadir la inseguridad económica”, expresó Antonio Guterres, Secretario-General de los Naciones Unidas, durante la reunión de alto nivel sobre el Cambio Climático y el Agenda para el Desarrollo Sostenible en el marzo 2017, para explicar porque la seguridad alimentaria para todos es una prioridad.

Entonces, más de 790 millones de personas en el mundo todavía no tienen acceso regular a los alimentos, amenazando sus vidas, desafiando la estabilidad, y subiendo la migración. Para asegurar nadie se queda atrás, la comunidad global decidió hacer de la seguridad alimentaria una prioridad, creando un objetivo específico en el Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible 2030 (SDG2).  ¿Pero que significa la seguridad alimentaria? Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura la seguridad alimentaria es “un estado en el cual todas las personas gozan, en forma oportuna y permanente, de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que coadyuve al logro de su desarrollo”. En otras palabras, algunos aspectos de la seguridad alimentaria incluyen la disponibilidad alimentaria, el acceso a los alimentos, la utilización de los alimentos y la estabilidad alimentaria.

fruits-2431861_1920¿Así que cuales son los desafíos para lograr la seguridad alimentaria? Primero, la inseguridad alimentaria afecta principalmente los países en desarrollo, en África o en Asia. Aunque el Sudan del Sur ya no está sufriendo de hambruna, la seguridad alimentaria está lejos de alcanzar, explica la FAO en un reciente reporte. Además, las personas viviendo en áreas rurales son los más expuestas a la inseguridad alimentario a causa de un acceso limitado a los alimentos y los recursos finánciales. Entre las más vulnerables personas, 50% de las personas afectadas por la inseguridad alimentaria son pequeños propietarios. En el futuro, el cambio climático se espera que amenazar la seguridad alimentaria, a través de la aumentación de los eventos climáticos, y golpeara las comunidades peores primero. Al mismo tiempo, una aumentación de la población, la urbanización y la evolución de los hábitos alimentarios son fenómenos que han ayudado crecer la inseguridad alimentaria.

A pesar de esta amenaza, numerosas soluciones existen, y pueden poner fin al hambre para el 2030. Gracias a las nuevas tecnologías, se parece hoy posible aumentar la productividad de las culturas, o endurecer la resiliencia al cambio climático sin dañar al ambiente. Durante el Fórum de las Naciones Unidas sobre Ciencia, Tecnología e Innovación (STI Forum) que tuvo lugar en el mayo de 2017, un reporte fue publicada por el Secretario-General, promoviendo la innovación y la seguridad alimentaria. El reporte explica que los organismos mejorado genéticamente no se podría aumentar rendimientos si las restricciones cómo baja fertilidad no están superando.  El reporte insiste en una mejora administración del suelo para aumentar los rendimientos y preservar las tierras. Otra solución averiguada en el reporte es la promoción de las tecnologías de irrigación, para salvar agua, pero también mejorar el acceso para todos. En una era de revolución digital el reporte finalmente anima el uso del grandes datos para desarrollar las técnicas de precisión agrícolas, y preservar los recursos naturales.

peasantry-1037227_1920.jpgCon una población que se espera que alcance 8.6 billones de personas para el 2030, la seguridad alimentaria aparece como uno de los más importantes desafíos a venir. Soluciones están disponibles para poner fin al hambre en el mundo. Con la ayuda de las tecnologías, estamos hoy capaz de desarrollar resiliencia en contra el cambio climático, aumentar la productividad de las culturas, y usar las tierras sosteniblemente. Sin embargo, solo es con la movilización de todos para financiar y promover el cambio hasta las practicas sostenibles que podremos administrar el desarrollo de los métodos de producción sostenibles.

Para aprender más sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 que tiene por objetivo poner fin al hambre para el 2030, por favor, visite: https://sustainabledevelopment.un.org/sdg2

countryside-2326787_1920How to achieve food security for all by 2030?

“With food insecurity, we must add economic insecurity”, stated Antonio Guterres, Secretary-General of the United Nations during the High-Level Meeting on Climate Change and the Sustainable Development Agenda on March 2017, to describe why ensuring food security for all is a priority.

Indeed, more than 790 million people worldwide still lack regular access to food, threatening life, challenging stability, and encouraging migration. To ensure no one is left behind, the global community decided to make food security a key priority, by making it a specific goal of the 2030 United Nations Agenda for Sustainable Development (SDG2). But what does food security mean? According to the Food and Agriculture Organization (FAO), food security exists when “all people at all times have physical, social and economic access to sufficient safe and nutritious food which meets their dietary needs and preferences for an active and healthy life”. In other words, certain aspects of food security include food availability, access to food, food utilization and food stability.

fruits-2431861_1920So what are the challenges to achieving food security? First, food insecurity affects mainly developing regions, notably Africa and Asia. Even though South Sudan is no longer suffering from famine, food security is far from achieved, explains the FAO in a recent report. Moreover, people in rural areas are the most exposed to food insecurity because of a limited access to food and financial resources. Among the most vulnerable populations, 50% of people affected by food insecurity are smallholders farmers. In the future, climate change is likely to threaten food security through rising climate hazards, and will hit poor communities first. At the same time, an increasing rate of population, urbanization and the evolution of food habits are phenomenon that encourage food insecurity.

Despite these threats, many solutions exist which can end hunger by 2030. Thanks to new technology, it seems now possible to improve crop productivity or strengthen their resilience to climate change without damaging the environment. During the Science, Technology and Innovation Forum of the United Nations (STI Forum) which was held in May 2017, a report was launched by the Secretary-General, promoting innovation for food security. The report first explained that genetically improved organisms might not increase yields if constraints such as low fertility are not overcome. The report therefore insists on better soil management technique to increase yields and preserve the lands. Another key solution ascertained in the report is to promote irrigation technologies, to save water but also to make it available for all. In an era of digital revolution, the report finally encourages the use of big data to develop precision agricultural techniques and preserve natural resources.

peasantry-1037227_1920With a population expected to reach 8.6 billion in 2030, food security appears as one of the greatest challenge to come. Solutions are available to end hunger around the world. With the help of technology, we are now able to develop resilience against climate change, increase crop productivity and sustainably use lands. Nevertheless, it is only with the commitment of all to financing and supporting the shift to sustainable practices that we will manage to develop sustainable production methods.

To learn more about Sustainable Development Goal 2 which seeks to end hunger by 2030 please visit: https://sustainabledevelopment.un.org/sdg2

Consejos ecológicos: 5 consejos útiles acerca de las dietas vegetarianas para las personas que recientemente han dejado de consumir carne

Tomado de GreenPeace.org

La reducción del consumo de carne roja y productos lácteos puede ser uno de los mayores pasos para reducir su huella de carbono. Mientras que Greenpeace hace campaña a favor de las energías renovables y la transición hacia la eliminación de los combustibles fósiles, nosotros también estamos buscando otras formas de poder protegernos y de proteger al medio ambiente.

Al igual que los sistemas de transporte que utilizan combustibles fósiles, la industria cárnica tiene un impacto en el medio ambiente. Cuando consumimos carne roja todos los días, esto tiene una repercusión en nuestro consumo de agua y en nuestra huella de carbono.

Según el informe científico del Comité Asesor de las Recomendaciones Alimentarias de los Estados Unidos:

“La evidencia coherente indica que, en general, un patrón dietético que es superior en alimentos de origen vegetal, tales como las verduras, las frutas, los granos enteros, las legumbres, las nueces y semillas, y que contiene menor cantidad de alimentos de origen animal, es más saludable y está asociado con un menor impacto en el medioambiente (emisiones de GEI y el consumo de energía y el agua, y el uso de la tierra) que la actual dieta promedio de los Estados Unidos”.

Entonces, ¿por qué comenzar una dieta baja en carbono, y por dónde comenzar a hacer cambios? Lea estas sugerencias acerca de cómo reducir el consumo de carne.

  1. Su dieta, sus reglas

baby-84686_1280Su dieta es una parte muy íntima de su vida. Eso significa que usted no necesita seguir las reglas y tendencias de otras personas herbívoras – únicamente los consejos de su médico (y tal vez de su madre). ​​Algunos vegetarianos optan por comer pescados y mariscos procedentes de la pesca sostenible, y algunos veganos comen huevos producidos por sus propias gallinas. Para evitar el desperdicio de alimentos, otras personas – llamadas ‘freegans’ – consumen carne y productos lácteos que de otro modo serían arrojados a la basura. Mientras usted esté seguro, sano y tome las decisiones que desee para sí mismo y para el resto del mundo, todo está bien.

  1. Está bien si comienza lentamente

Si parar su ingesta de carne roja en este momento le suena desalentador, puede intentar eliminarla gradualmente de su dieta. Iniciativas como los lunes sin carne, cuando la gente deja de comer carne un día de la semana, son un buen momento para comenzar (por no mencionar que lo estará haciendo junto a otras personas como Sir Paul McCartney y Chris Martin). También podría hacer un esfuerzo para elegir la opción vegetariana cuando coma fuera, o comience por eliminar de su dieta las carnes que consumen recursos de manera más intensiva, como la carne de vacuno.

  1. Hable con sus amigos y seres queridos

A veces nuestras dietas afectan a las personas con las que vivimos o con quienes nos relacionamos frecuentemente. Si usted comparte las tareas de preparación de alimentos con otras personas, asegúrese de hablar con ellas acerca de su decisión y hagan un esfuerzo por elaborar un menú juntas. Tal vez algunas noches usted tendrá que cocinar por separado, o tendrá que preparar y servir platos con la carne aparte – o incluso ¡podrían intercambiar con usted!

Si va a cenar en casa de amigos o de familiares, infórmeles sobre su nueva dieta. Es posible que desee traer uno o dos platos vegetarianos para compartir, u ofrecer llegar temprano para ayudar a cocinar y a preparar la cena. Su dieta no tiene que ser un impedimento para que usted disfrute de la vida.

  1. El Internet es su mejor amigo

El Internet tiene todo lo que un vegetariano necesita, desde información sobre nutrición hasta recetas vegetarianas, para ayudarle a encontrar los ingredientes perfectos para sustituir.

Si usted es un novato en la cocina, pruebe Vegetarian Cooking Hacks Every Herbivore Should Know.

Si usted ama los dulces, probablemente se le hará agua la boca con estas recetas de postres Veganuary.

Y si no tiene muy claro de dónde sacar ese tipo de ‘huevo’ que se incluye en la receta de una torta de chocolate sin huevos, pruebe 17 Cooking Hacks Every Vegan Should Know.

  1. ¿Qué pasa si no puedo dejar de consumir carne en este momento?

soup-greens-869075_1920Si usted no puede dejar de consumir carne, pero aun así quiere darle un mordisco a su huella alimenticia, todavía hay mucho que se puede hacer. Usted puede optar por comprar productos locales u orgánicos, dejar de consumir alimentos procesados ​​o envasados, o cultivar sus propias frutas y verduras en casa. Incluso, hay maneras de cambiar la forma en que usted consume las carnes y los productos lácteos para reducir la huella de carbón que deja su ingesta de alimentos, tales como elegir los métodos más ecológicos de producción agrícola, así como comprar carne de vacuno alimentado con pasto en vez de con granos.

Tomar la decisión de comprometerse a adoptar una nueva dieta es difícil – ¡pero una vez que empieza es fácil! Pero si tiene una recaída o se olvida, sea amable consigo mismo y manténgase firme.

¿Listo para cambiar su dieta e impacto sobre el planeta Tierra? Asuma hoy mismo uno de los compromisos de Conozco a quienes los cultivaron.

 

suppresses-2237785_1920

Green Tips: 5 Helpful Vegetarian Diet Tips for Meat-free Newcomers

 

Taken from GreenPeace.org

Cutting back on red meat and dairy can be one of the biggest steps to reduce your carbon footprint. While Greenpeace campaign for renewable energy and a transition from fossil fuels, we’re also looking at other ways we can protect ourselves and the environment.

Just like a fossil fuel transport system, the meat industry has an impact on the environment. When we eat red meat every day, it has an effect on our water use and carbon footprints.

According to the US Dietary Guidelines Advisory Committee’s scientific report:

“Consistent evidence indicates that, in general, a dietary pattern that is higher in plant-based foods, such as vegetables, fruits, whole grains, legumes, nuts, and seeds, and lower in animal-based foods is more health promoting and is associated with lesser environmental impact (GHG emissions and energy, land, and water use) than is the current average US diet.”

So why start a low-carbon diet, and where do you begin making changes? Check out these great tips on how to cut back on meat.

  1. Your diet, your rules

baby-84686_1280Your diet is a very personal part of your life. That means you don’t need to follow the rules and trends of other herbivores – just the advice of your doctor (and maybe your mother). Some vegetarians choose to eat sustainably caught seafood, and some vegans eat eggs from their own chickens. Others – called ‘freegans’ – eat meat and dairy that would otherwise be thrown out to avoid food waste. As long as you’re safe, healthy, and making the decisions you want for yourself and the world, you’re all good.

 

 

  1. It’s okay to start slow

If dropping meat from your diet right now sounds daunting, you can try phasing it out over time. Initiatives like Meatless Mondays, where people stop eating meat one day of the week, are a great place to start (not to mention you’ll be alongside people like Sir Paul McCartney and Chris Martin). You could also make an effort to choose the vegetarian option when eating out, or start by cutting the most resource-intensive meats like beef from your diet.

  1. Talk to friends and loved ones

Sometimes our diets affect the people we live with or see a lot. If you’re sharing food preparation duties with someone, make sure you talk to them about your decision and make an effort to work out a plan. Maybe some nights you’ll cook separately, or you’ll make dishes with the meat on the side – or they might even make a change with you!

If you’re visiting friends or family for a meal, let them know about your new diet. You might want to bring a vegetarian dish or two to share, or offer to come early to help cook and prepare. Your diet doesn’t have to stop you from enjoying your life.

  1. The internet is your best friend

From nutritional information, to vegetarian recipes, to helping you find the perfect ingredient substitutes – the internet has everything a vegetarian needs.

If you’re a novice in the kitchen try Vegetarian Cooking Hacks Every Herbivore Should Know.

If you have a sweet tooth you’ll probably salivate over these Veganuary dessert recipes.

 

And if you’re not quite sure where to source that ‘egg’ that’s called for in an egg-free chocolate cake, try 17 Cooking Hacks Every Vegan Should Know.

  1. What if I can’t cut back on meat right now?

soup-greens-869075_1920If you can’t stop eating meat, but still want to bite away at your food footprint, there’s still lots you can do. You might choose to buy local or organic produce, stop eating processed or packaged foods, or grow your own fruit and vegetables at home. There are even ways to make changes to how you consume meat and dairy to reduce your carbon food footprint, like choosing from more ecological farming methods such as buying grass-fed rather than grain-fed beef.

Making the decision to commit to a new diet is difficult – but once you start it’s easy! But if you slip up or forget, be kind to yourself and keep at it.

Ready to change your diet and impact on the Earth? Take one of the I Know Who Grew It pledges today.

 

Día de celebración en la ONU: Día Mundial de los Océanos

“Nos encontramos aquí hoy para proteger la fuente de vida de nuestro planeta”, declaró el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, durante la sesión inaugural de la primera Conferencia de los Océanos de las Naciones Unidas. En los últimos años, con más frecuencia se ha considerado la degradación de los océanos como una amenaza para nuestro planeta.

Esta conferencia es un paso más para lograr sensibilizar a todo el mundo sobre la necesidad urgente de cuidar nuestros océanos, para asegurar el futuro de la humanidad. En el transcurso de una semana, esta histórica conferencia discutirá los desafíos que enfrentan los océanos y examinará qué soluciones pueden encontrarse para lograr el desarrollo sostenible. Los principales temas tratados abarcarán desde la contaminación marina y la conservación del ecosistema marino hasta la acidificación de los océanos y el desarrollo de la tecnología marina.

20170608_102003(1)Mientras la comunidad global se reúne en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, tendrá la oportunidad de vincularse al movimiento para los océanos el 8 de junio. Este año, el tema del Día Mundial de los Océanos es “Nuestros Océanos, Nuestro Futuro”. Su objetivo es sensibilizar a todo el mundo sobre una emergencia que va en aumento y fomentar el desarrollo de iniciativas locales para lograr que se produzca un cambio a todos los niveles. Al cubrir alrededor de dos tercios de la superficie de la Tierra, los océanos son el fundamento mismo de la vida. Como consecuencia de la sobreexplotación, la contaminación marina, la destrucción del hábitat, el cambio climático y la acidificación marina, los océanos se ven amenazados por la actividad humana.

Este año, el Día Mundial de los Océanos se centra en la prevención de la contaminación por plástico y en la limpieza de los océanos de residuos marinos. Teniendo en cuenta que cada año 9,5 millones de toneladas adicionales de residuos plásticos salen directamente a los océanos, el desafío planteado por los plásticos es más importante que nunca. Además, en el año 2025, por cada tres toneladas de peces que nadan en los océanos podría haber una tonelada de plásticos en las aguas marinas. Para evitar que esto se convierta en una realidad, se están desarrollando soluciones innovadoras para limpiar los océanos. Pero mientras tanto, es responsabilidad de todos cuidar de nuestro medio ambiente.

loggerhead-turtle-123402_1920De hecho, su participación es importante. El 8 de junio participe en un evento que se lleve a cabo cerca de usted o difunda información pertinente a través de las redes sociales, utilizando el hashtag #WorldOceansDay. Tomar medidas sobre temas relacionados con los océanos puede incluir formas muy fáciles. Estimule a las personas para que piensen en lo que los océanos significan para ellos y lo que les ofrecen y aprendan acerca de cómo sus actividades cotidianas afectan la vida marina. Finalmente, realice pequeñas modificaciones a sus hábitos cotidianos y conviértase en un protector de nuestros océanos.

Para conocer más acerca del Día Mundial de los Océanos, por favor visite el sitio web oficial en: http://www.worldoceansday.org/

 

LiteratureRetrieve.aspx

UN Observance Day: World Oceans Day

 

“We are here today to protect the lifeblood of our planet” stated the Secretary-General of the United Nations Antonio Guterres during the opening session of the first Ocean Conference of the United Nations. Over the last years, there have been an increasing consideration on the degradation of oceans as a threat for our world.

This conference is one more step towards achieving global awareness of the urgent need to take care of our oceans, to secure the future of humanity. Over the course of  a week, this historic conference will discuss the challenges faced by oceans, and bring solutions to achieve sustainable development. The main issues discussed will range from marine pollution and conservation of marine ecosystem to ocean acidification and marine technology development.

20170608_102003(1)While the global community gathers at the United Nations Headquarters in New York City, you will have the opportunity to join the movement for oceans on June 8. This year, the World Oceans Day theme is “Our Oceans, Our Future”. It aims to raise awareness around the world about a rising emergency, and enhance the development of local initiatives to make change happen at all levels. Covering about two-thirds of the surface of the Earth, oceans are the very foundation of life. Through overexploitation, marine pollution, habitat destruction, climate change and ocean acidification, oceans are threatened by human activity.

This year, the World Oceans Day focus on plastic pollution prevention and cleaning the ocean of marine litter. Considering that 9.5 million tons of additional plastic waste flow into the ocean every year, the challenge of plastic is more important than ever. Moreover, for every three tons of fish swimming in the oceans, there could be one ton of plastic in marine waters by 2025. To avoid this becoming a reality, innovative solutions are being developed to clean the oceans. But in the meantime, it belongs to everyone to be careful of our environment.

loggerhead-turtle-123402_1920Indeed, your participation matters. On June 8, join an event near you, or spread the word on social media, using the hashtag #WorldOceansDay. Taking action for oceans can take many easy forms. Encourage individuals to think about what the ocean means to them and what they offer and learn about how your daily actions affect marine life. Finally make small modifications to your everyday habits and become a caretaker of our oceans.

To learn more about the World Oceans Day, please, visit the official website at: http://www.worldoceansday.org/